“La inspiración permite museos creativos”


Facebook
Twitter
Instagram
Por María Eugenia Lunad Rocha (Adscripta del Área de Comunicación del Museo de Antropología)
El Área de Biblioteca del Museo de Antropología continuando con el Ciclo de Presentaciones de libros que viene desarrollando, invitó a María Fernanda Melgar, Psicopedagoga y a Verónica Tuninetti Lic. en Educación Inicial, ambas de la Universidad Nacional de Río Cuarto para contar y desandar la experiencia del libro Museos y Educación: Buscando Musas.
Las autoras cuentan que están enamoradas de los museos y el libro es una invitación a descubrir por qué: “Lo interesante de la educación es que siempre hay que ofrecerla”, señaló Fernanda mientras relataba con pasión su trayecto hasta dar con los museos.
Luego Verónica comentó que el museo “debe salir a buscar, no sólo atraer” rescatando la idea de que los museos deben vincularse, no solo esperar ser visitados.
El libro fue financiado por Conicet y “creemos que es un derecho darlo a conocer”, aseguraron las autoras.
Para descargar el libro de forma gratuita se puede acceder a través del siguiente vínculo: http://www.cuadernosartesanos.org/2017/cde06.pdf
Antes de la presentación del libro conversamos con las autoras:
-¿Cómo surge la iniciativa de hacer este libro? ¿Cómo llegan a los museos?
Fernanda: -Esto es parte de una Tesis de doctorado. Soy Psicopedagoga y surge básicamente de mi búsqueda por resignificar otros espacios de educación, más allá de la escuela. Empecé a recorrer un montón de espacios hasta que llegué a los museos y ahí me maravillé y me enamoré de los museos. Desde ahí empecé a pensar cómo podíamos desde la psicopedagogía pensar a los museos, resignificarlos, qué tareas, qué acciones en relación a la escuela o como espacios educativos informales o no formales. El museo en sí mismo como un escenario y un contexto educativo.
Verónica: -Mi llegada a los museos surge a partir de una propuesta generada en mi ámbito laboral. Soy Licenciada en Educación Inicial y mi trabajo se basa en los aportes didácticos que desde mi profesión puedo realizar a través de la elaboración de diferentes propuestas de trabajo, que desde el Área de Extensión Educativa del Museo Histórico Regional, se implementan para la difusión del Patrimonio Cultural que forma parte del Museo. El camino recorrido en este tiempo de trabajo, del que me falta aún mucho por recorrer, me llevó junto a otras colegas a plantear como tema de investigación para nuestro trabajo final de licenciatura “El Museo Histórico Regional como escenario educativo para el Nivel Inicial”, esta fue otra nueva búsqueda, que considero debe continuar encontrando nuevos matices.Por último, entiendo que la posibilidad de comunicar estas experiencias que en los museos se producen, como las que contamos en este libro, da apertura a interesar a otros públicos, democratizar la cultura, y multiplicar el intercambio de saberes.
-En base a la experiencia y al recorrido realizado, ¿cómo piensan al museo? ¿Y por qué su vinculación con lo educativo?
V:Principalmente entiendo a los museos como espacios-escenarios educativos y formadores de vínculos. Lugares para el encuentro de diferentes voces. Espacios multidisciplinares, que brindan la posibilidad de acceder a aprendizajes diversos, que comunican, difunden, investigan.
F: -El museo es una institución compleja. Porque lo definís como un espacio educativo, pero también es un espacio de poder y depende también de la disciplina o si es un museo que está centrado en una disciplina científica, va a estar definido desde una manera. En si son espacios, instituciones, espacios complejos pero nosotras los vemos como espacios de educación.
-¿Por qué los museos son espacios educativos?
V: -La educación atraviesa todas las instancias de la vida en sus múltiples formas, y el museo como otras instituciones forma parte de la vida de una comunidad, por lo que no podría ser pensado fuera del acto educativo, con sus particularidades por supuesto. Por otra parte los museos tienen como una de sus principales características su forma didáctica de comunicar.
F:Para mí la educación atraviesa toda la sociedad. Te educás en el museo, te educás en la escuela, atraviesa todo y la educación es cultura. Por eso no me suena raro que un museo sea un centro cultural, porque claramente es eso. Y que eso es educativo porque fija postura, habilita experiencias.
-¿Podría pensarse cómo actor político?
V:Los museos toman decisiones a la hora de armar sus exposiciones, de manera tal que aquello que vemos, lo museográfico es un recorte de la realidad a observar donde los museos deciden, qué y cómo van a mostrar aquello que exponen. Esto nos habla de la toma de posicionamiento frente al tema que se decide tratar.
F: -Para mí sí es político, entendido como que ha estado relacionado en sus orígenes con determinada elite e incluso, se ha utilizado políticamente sobre todo por ejemplo el museo público. En el museo hay un instrumento de poder porque también se decide qué se cuenta y que no, qué entra y qué no entra en un museo, qué se dice y qué no se dice, qué es parte de la memoria y qué no.
-¿Cuáles serían los aciertos o desaciertos que ustedes observan en relación a los museos?
F: -Nosotras hicimos investigación con estudiantes de las carreras de Psicopedagogía y de Educación Especial y lo que hicimos fue visitar museos de nuestra ciudad o de otras ciudades y les preguntamos qué cosas les gustan y qué cosas no. Algunas de las cosas que salen y que me parece que son las que todavía hay que cambiar son por ejemplo, que se sienten controlados, observados, y por otro lado, que les gustaría que los dejen tocar o que haya más audiovisual o intervenir. Y en eso me parece muy interesante el planteo de Silvia Alderoqui del museo como generador de experiencias interactivas, pero interactivas no solamente desde el módulo sino interactivas desde interactuar con el otro y llevarte de ahí algo.
-¿Lo interactivo que no sea mediado por pantallas ni dispositivos?
V: -El siglo XXI con el avance incesante de las nuevas tecnologías, muestra su repercusión en todos los ámbitos de la vida, por lo que los museos no son la excepción.Esta es una nueva forma de comunicar, no solo a los objetos en sí mismos, como piezas aisladas, sino a éstos dentro de un contexto, los objetos como transmisores de cultura.Pero los museos tienen la gran posibilidad de poder mostrar las nuevas y las viejas tecnologías, por medio de variadas actividades que conectan a los visitantes con aquellas tecnologías del pasado, recuperando técnicas ancestrales.
F: -También hay otra cosa y es pensar en todas las potencialidades que tienen los museos virtuales desde el punto de vista educativo por ejemplo, amplían un montón el límite de acceso al conocimiento y son generadores de otras experiencias sensoriales, porque uno podría criticarlo porque no está el objeto y se pierde, pero posibilitan otras experiencias y también hay que saber cómo aprovecharlo. Es decir desde el lugar de la creatividad, creo que todas las personas tenemos un potencial creativo y que los conceptos de los que participamos pueden ayudarnos a desplegarlos y atesorarlos.
-Respecto a la accesibilidad en los museos, ¿lo inclusivo ocurre en la práctica?
F:No se puede generalizar. Cada museo puede ser accesible en algún punto que para la estructura de ese museo es un montón. Hay mucha minoría y mucho colectivo que queda fuera.
V: -Indudablemente nos encontramos frente a un proceso de cambio, donde la mirada está puesta en la Accesibilidad. Sin embargo, si bien existen propuestas que se ponen en marcha desde estos ámbitos, creo que aún estamos en una etapa de pensamiento, ideario, reflexión, falta la concreción, la puesta en marcha de estas ideas.
-Hablan de Musas, ¿buscando musas a qué se refiere? ¿De dónde proviene?
F:Cuando empezamos a estudiar el tema de los museos estudiamos la etimología de la palabra con esta idea de pensar las musas como inspiradoras y para mí nunca se fueron, pero hay que reencontrarlas y buscarlas todo el tiempo. Además porque a nosotras nos gusta la idea de una perspectiva creativa de la educación y la creatividad tiene que ver con poder inspirarte pero inspirarte desde el conocimiento, con esa idea de buscar las musas a través de las experiencias y saberes que uno conoce y sigue pensando.
V:Justamente con la idea de inspirar, el título es una experiencia casi etnográfica porque contamos cosas muy vinculadas a nuestro proceso de formación o experiencias que hemos ido desarrollando en distintos espacios.
-¿Cuál es el horizonte de los museos? ¿Cómo ven a futuro los museos?
V: -Creo que es difícil hacer una proyección acerca del futuro de los museos, sí podría hablar de expectativas o anhelos que son los que se vinculan con la idea de apertura a la comunidad toda, salir de los muros (del museo), apostar a la accesibilidad en sus múltiples formas. Que los visitantes tengan una experiencia museística que los enamore de este espacio, desde la curiosidad, el hacer, el compartir.
F: -Me parece que es tan cambiante que uno puede anhelar cosas. Yo anhelo que los museos salgan a la sociedad, no que la sociedad los visite. Hay que salir mucho más, para eso también, es verdad, que se necesita mucha más gente. Hay que ver cuáles son las posibilidades de multiplicar, la verdad es que si ella está sola no puede ir a toda la ciudad de Rio Cuarto pero si hay algunos socios como las escuelas, las universidades, que podemos trabajar de forma conjunta para multiplicar el espacio del museo en las ciudades y fuera de las ciudades. Y También, que a través de los museos virtuales también se pueden crear espacios educativos interesantes, que hay que buscarle la vuelta. Y trabajar conjuntamente con otras organizaciones también.