Parlamento Feminista. Sobre políticas públicas de la escena artística


Twitter
Visit Us
Follow Me
Instagram

El viernes 27 de marzo, las 19 hs, el Museo de Antropología de la UNC será el escenario de este parlamento feminista. Teatreras, DJs, poetas, y performers se reúnen para abrir interrogantes como: ¿Qué formas ya no nos representan ni contienen?, ¿Cómo construimos la capacidad colectiva de intervenir en los asuntos públicos?,¿Qué estamos cambiando?”. La participación es en primera persona y está abierto a todxs lxs interesadxs. El cierre será con música y un picoteo a la canasta.

A partir de estos interrogantes, trabajadoras de la escena artística, DJs, poetas y performers se reúnen para debatir en el Museo de Antropología.
La actividad está impulsada por artistas e investigadoras que, sin ser un colectivo, se convocan para incitar a la expresión y la escucha entre activistas de la escena que piensan la cultura y sus prácticas artísticas, desde una perspectiva de derechos. Al mismo tiempo, el parlamento se dispone abierto ante quienes sienten curiosidad y deseos de pensar sus trayectos y proyectos desde una perspectiva poético-política.

El encuentro se plantea como una forma horizontal de circulación de la palabra, con participaciones de 6 minutos, a micrófono abierto. Las intervenciones se pedirán que sean en primera persona y giren en torno al interrogante que se quiere fomentar: ¿Cómo se construyen políticas públicas que nos contengan?, ¿Cuál es el límite de lo admisible en prácticas que nos discriminan, omiten y silencian?

Con esta acción política se intentará desordenar el orden público a partir del orden práctico y testimonial. Se trata de escuchar todas las voces para colectivizar experiencias y sentires. Colectivizar para disputar derechos en el orden público.

“Todas hemos padecido escenas de sojuzgamiento en el mundo de la cultura y el arte, por el mero hecho de no ser hombres o de recusar los símbolos patriarcales: hombre blanco europeo, patrón, padre, marido, maestro, evaluador blanco eurocentrista; pero también hemos creado otras escenas de empoderamiento para desordenar el lugar de víctimas, para decir no a lo que ya no nos resulta admisible ni invisible” –argumentan las organizadoras.

“Estamos para visibilizarnos a favor de la equidad, la igualdad en la circulación de voces y conocimientos, por la diversidad, abriendo y discutiendo caminos como el cupo y desmintiendo la frases patriarcales que estiman que todo ya fue dicho y creado. Mientras haya nuevas miradas habrá nuevos relatos y mientras haya nuevos encuentros, habrá nuevas formas de representatividad y legitimidad en el orden público”.