Museos como escenarios de la transformación social


Twitter
Visit Us
Follow Me
Instagram

«¿Cómo reconocernos sin simplificar la complejidad de lo que somos?» fue el título del conversatorio entre las directoras Fabiola Heredia, del Museo de Antropología de la UNC y Feda Baeza del Palais de Glace (Buenos Aires), bajo la moderación de Victoria Noorthoorn, del Museo de Arte Moderno (Buenos Aires). La actividad, realizada el 3 de abril, fue un espacio para compartir diferentes experiencias ante los múltiples desafíos y cambios culturales que enfrentan en la gestión, ambas instituciones públicas.  El compromiso de abordar y visibilizar la realidad de distintas comunidades y colectivos históricamente oprimidos y marginados, fue uno de los tópicos abordados durante este diálogo, organizado por el Museo de Arte Moderno.

A lo largo del conversatorio, tanto Heredia como Baeza relataron  distintas experiencias dentro de los espacios públicos que hoy dirigen. Ambas se encargaron de subrayar la importancia de la creación y el sostenimiento de políticas públicas que apuesten a la inclusión.

Si algo quedó claro durante el encuentro, fue el compromiso que hoy asumen –tanto desde el Museo de Antropología de la UNC como en el Palais de Glace–, en la necesaria tarea de generar condiciones para hacer de los museos, e instituciones públicas en general, espacios de participación, en particular, para todas aquellas identidades y comunidades que, a lo largo de la historia, el arte y la cultura hegemónica se han encargado de segregar o dejar afuera.

El trabajo de Palais de Glace con la integración de comunidades racializadas y marrones en la curaduría de sus muestras, así como el compromiso del Museo de Antropología de la UNC, en su labor de acompañamiento durante las luchas y demandas de la Marea Verde por la sanción de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), resultaron un antes y un después en la forma de gestionar estas instituciones públicas y concebir las museologías.

Fabiola Heredia explicó el profundo trabajo que se hizo, y aún se hace, desde el Museo y el grupo de antropólogas “Agarrate Catalina” en función de incorporar la perspectiva de Género en las distintas aristas del campo académico de la Facultad de Filosofía de la UNC en general y de las ciencias antropológicas, en particular.

Casi en el final,Victoria Noorthoorn invitó a las directoras a imaginar escenas futuras en donde se vea plasmado el cambio estructural que tanto se anhela dentro de los museos. Frente a esta inquietud, Fabiola Heredia respondió que piensa en «instituciones sensibles y generadoras de mejores condiciones para visibilizar y transformar aquellas situaciones que advertimos son provocadoras de dolor y sufrimiento en las sociedades que vivimos». Y agregó que imagina la apropiación de las estrategias de musealización por parte de todos y todas como legitimadoras de ideas y personas, más allá de las burocracias. Feda Baeza, por su parte, habló de «hacer imaginable lo inimaginable», abriendo las puertas de las instituciones culturales para hacer de estos espacios “un lugar en el que todxs puedan sentirse cómodxs”, lo que requiere insoslayablemente la transformación de las instituciones de cómo las conocemos hasta hoy.

«Me voy con la idea del museo vital y lúcido como agente de transformación, buscando un lugar cómodo en todos los sentidos de la palabra para el alma, el cuerpo, el espíritu y la sociedad«, sintetizó Victoria Noorthoorn y agradeció la posibilidad de este encuentro.

Para ver el conversatorio completo: https://cutt.ly/dvUGjtY

Área de Comunicación Museo de Antropología de la UNC.