Noche de ritmos, aroma y color

Así pasó la edición 2022 de otra Noche de los Museos. En el Museo de Antropologías el público colmó las instalaciones y disfrutó de propuestas variadas, donde hubo evocaciones, aromas, ciencia, bailes y un cierre a todo ritmo, bajo la consigna “Animate a esta coreo”.

Una hora antes de la apertura formal de la Noche, el Museo de Antropologías dedicó un sentido homenaje a la memoria de arqueóloga cordobesa Susana Assandri.

Con la participación de familiares y seres queridos, se realizó una intervención en la Sala del Noroeste Argentina. Allí, mediante distintas anécdotas, se valoró su formación universitaria, su tarea como docente y su participación en proyectos de investigación y extensión universitaria. En un entorno de mucho respeto y cariño, se exhibieron fotografías, objetos, piezas y publicaciones.

La masividad del público ingresó al Museo a partir de las 21 horas. La apertura de la Noche estuvo a cargo de la “Comisión de personas mayores y museos” con la actividad “Viejos son los trapos”. Todo comenzó con una instalación en donde se intervinieron textiles con frases y mensajes para reflexionar y deconstruir los prejuicios sobre las personas mayores. Algunas preguntas fueron: “¿Qué te gustaría hacer cuando seas grande? ¿Qué le dirías a tus abuelxs? ¿Qué le dirías a tu yo del futuro?”

Mientras tanto, hubo pista de baile y micrófonos disponibles para dar lugar a integrantes de talleres artísticos quienes visibilizaron la diversidad de vejeces activas a través de canciones, danzas y recitados.

De manera simultánea, en el segundo piso del Museo, se realizó la actividad “Las plantas y tu vida”: Un recorrido por las experiencias que vinculan a las personas y las plantas en diferentes momentos de la vida. La iniciativa estuvo organizada por personal del Museo de Antropologías e investigadorxs del Instituto de Antropología de Córdoba.

Allí se compartieron diferentes formas de elegir, preparar, percibir y criar a las especies vegetales, en diversos paisajes de las sierras y el bosque chaqueño. A su vez, se habló de la relación mutua, donde pobladores y plantas están en estrechos vínculos. Lxs participantes viajaron por aromas, sabores, texturas y herencias que hablan y traen memorias.

Por otra parte, en el primer piso del Museo, la Reserva Patrimonial realizó la actividad “La Reserva va al Museo”. Con la idea de que sólo puede preservarse lo que se conoce, se propuso un espacio de interacción con la materialidad a través de técnicas de la conservación preventiva: limpieza mecánica con pincel, observación bajo lupas binoculares y microscopio USB, en una serie de estaciones en las que lxs visitantes experimentaron con objetos e interactuaron con el personal y ayudantes alumnxs de la Reserva Patrimonial del Museo de Antropologías.

Mientras tanto, en diferentes espacios del Museo, se desarrollaba una propuesta performática llamada “Micraclauns”, donde una payasa invitaba a una persona como expectadora a una experiencia intensa, plena de acciones poéticas de combustión directa. Allí, toda la fuerza de la Payasería de Entrepayas se puso en marcha para conmover el corazón de lxs espectadorxs.

Por último, como cierre de la edición 2022, el Museo de Antropologías junto con lxmuseo s bailarines del proyecto @timetdance invitaron a escuchar, observar, sentir y animarse a poner lxs cuerpxs en movimiento. Se propuso un recorrido coreográfico de diferentes estilos de bailes urbanos que provienen de diversos lugares.


Fotos: Paloma Laguens – IDACOR – Reserva Patrimonial
Texto: Área Comunicación – Museo de Antropologías

Ir arriba