Pueblo que grita


Twitter
Visit Us
Follow Me
Instagram

El día del aborigen americano surge en conmemoración al Congreso Indigenista Interamericano celebrado en México, el 19 de abril de 1940. Desde el Museo de Antropología de la UNC y su Área de Educación compartimos una síntesis del libro de fotografías PUEBLO QUE GRITA, realizado por integrantes de la Colectiva LA AZOTEA, que rescata la historia de la comunidad del Comechingón Pueblo de La Toma, ubicado originalmente en la zona que hoy se conoce como el barrio Alberdi de Córdoba.

En la ciudad de Córdoba, según la historia oficial, la existencia de los pueblos originarios parecería haberse terminado con la colonización. Sin embargo, todos los lunes se reúnen los miembros de la comunidad Comechingón Pueblo de La Toma en La Casona que fue del Curaca Pedro Villafañe ubicada en Alto Alberdi, a orillas del Río Suquía, y que hoy pertenece al Estado.

Antiguamente, en esta zona vivía una comunidad indígena llamada La Toma que había sido utilizada para realizar una toma de agua para el riego de las acequias, de allí su nombre. El área original que ocupaba este pueblo se extendía desde la Jefatura de Policía hasta el Tropezón y desde el Río Suquía hasta la Fuerza Aérea.

El lugar se ha modificado en su espacialidad y en sus límites. Lo moderno y lo urbano han transformado el marco natural de la antigua zona. La Casona ha sufrido el deterioro del paso del tiempo y el abandono propio del desinterés; sin embargo, el Pueblo de la Toma sigue estando aquí. No es la espacialidad sino el anclaje al territorio y las relaciones comunales lo que los une. En cada encuentro, bajo la sombra de mamá Tacu, recuperan su memoria oral, se reapropian del lugar y se resignifican como pueblo Comechingón. Mamá Tacu es el alma viviente de la comunidad, arraiga al lugar las vivencias del Pueblo de la Toma desde los comienzos de su historia.

Con el objetivo de conocer a sus integrantes, nos acercamos a La Casona y, lejos de las imágenes tradicionales sobre pueblos originarios, nos encontramos con personas que no se excluyen de la gran ciudad sino que permanecen en ella y oponen resistencia. Nuestras fotografías son retratos de algunos miembros del Pueblo de la Toma, una comunidad que se dio por extinguida pero que, sin embargo, siempre ha estado aquí. Son imágenes de quienes luchan y resisten a la exclusión, el abandono y la urbanización. Son personas que desafían la historia, desobedecen la indiferencia y gritan sus raíces. 

—————————————————————————————————————–

El libro es el resultado del trabajo final de la Diplomatura en Investigación y Conservación Fotográfica Documental que se dicta en La Lumière

Colectiva LA AZOTEA. Gabriela Churquina Díaz, María Ester David, Renata Carla Finelli, Eugenia Guillen, Sofía Scalzo, Aimé Simoni, Pueblo que grita, Córdoba, 2019.