“La antropología posibilita la comprensión”

Desde fines del 2017, Fabiola Heredia se desempeña como directora del Museo de Antropologías de la Universidad Nacional de Córdoba. En esta primera entrevista del ciclo “80+10 Antropologías en Córdoba”, habla sobre la formación que aporta esta disciplina, los compromisos que asume desde su gestión, junto a los desafíos que supone dirigir un museo comprometido con las demandas públicas que abarca la antropología, en un tiempo tan movedizo como el siglo XXI.

Fabiola Heredia es Licenciada en Ciencia Política, Magister en Antropólogía, investigadora y docente en la Licenciatura en Antropología de la Facultad de Filosofía de la UNC. En este diálogo, cuenta que fue allá por el 2002 su primer acercamiento al Museo de Antropologías. Una época donde la institución acababa de mudarse al corazón de Nueva Córdoba y recién abría sus puertas en su sede actual, ubicada en la Avenida Hipólito Yrigoyen 174. 

Por aquel entonces, Fabiola Heredia estaba adscripta a proyectos de investigación en el Museo. Más tarde, cuenta, ya como docente de la carrera de Antropología, a fines del 2017, la Facultad de Filosofía y Humanidades de la UNC la designa como directora del Museo.

En este tiempo se encuentra con una institución cuyas marcas o legado, dice, “se caracterizaban por llevar adelante un proceso de institucionalización ligado a los espacios de formación de la Antropología”. Otra marca notable fue “la tradición de la profesionalización en la tarea museística”.

Con más de quince años en su sede actual, en el 2017, el Museo de Antropologías ya se distinguía por ser un lugar innovador dentro de la tradición de museos que existían en la provincia de Córdoba. En esa misma línea, Fabiola Heredia valora el legado de las directoras que la antecedieron –Ludmila Catela Da SilvaRoxana CatáneoMirta Bonnin–, quienes le imprimieron al Museo la característica de ser una institución que dio lugar a temáticas invisibilizadas, como las cuestiones indígenas, o aquellas otras de coyuntura social, “convirtiéndose así en ese espacio donde siempre transita lo público”.

Aunque sin dudas, durante los años 2018 y 2019, cuando el Congreso de la Nación abre la posibilidad de que la práctica del aborto sea un derecho, fue que el nombre del Museo de Antropologías de Córdoba alcanzó su máxima popularidad.

¿Cómo fue entonces que el Museo se convierte en esa sede o punto de referencia para la llamada marea verde?

 –“En ese año, se acercaron a solicitar el Museo distintos colectivos relacionados con esas reivindicaciones. Lo buscaron como un espacio para poder ver el debate, que en ese momento se daba a nivel legislativo. Naturalmente yo imaginé que iba a ser mucha gente y entonces pusimos los recursos que tenemos a disposición. Abrimos las puertas del Museo, colocamos una pantalla gigante y un parlante para que el debate se pudiera escuchar públicamente. Sabiendo a su vez que esto iba a significar legitimar las presencias que hasta ese momento habían estado transitando las calles por la conquista de ese derecho, y que ahora podían hacer uso de un espacio público. Esa fue la primera intención.

«Por otro lado, a la antropología le interesa discurrir, participar e implicarnos en debates sociales. Y éste era un debate muy interesante. Más allá de los posicionamientos al respecto. El mío personal o el de la propia Facultad de Filosofía y Humanidades que apoyaba el proceso de legalizar el aborto. Pero más allá de todo eso, a nosotros nos interesaba cómo cuestiones de la vida íntima se hacían públicas en otros contextos. Y también nos interesaban, estos debates sobre la vida y la muerte. Para algunos colectivos, la vida empezaba en algún momento. Pensar también cuándo se da la muerte. O qué significa vivir y morir. Entonces para la antropología estos temas y debates contemporáneos siempre resultan interesantes. Pero naturalmente después, la marea verde se apropió del lugar”.

Las respuestas de Fabiola Heredia corren con una solidez y soltura que da gusto poner play y escuchar la entrevista hasta el final. Repasa los tiempos de pandemia, la ponderación o discriminación de los cuerpos, los costos personales que tuvo que enfrentar frente a algunas decisiones políticas y el compromiso social que sostiene el Museo de Antropologías de la UNC con diferentes grupos y colectivos de nuestra comunidad.

Casi al final de este diálogo, con miras a la formación de las nuevas generaciones, Fabiola Heredia remarca la importancia del desarrollo de esta disciplina y dice: “Las sociedades donde la Antropología se ha fortalecido son mejores”, asegura. “Porque existe la posibilidad de comprendernos entre las personas. La ciencia antropológica es una disciplina que te desestructura. Muchas veces dedicándote a la antropología te rompe, pero te permite rearmar. Y posibilita la comprensión. Posibilita saber el por qué. Eso no significa justificar, pero sí comprender. Y eso es una deuda que tenemos como humanidad”.

Ver video completo aquí.

Texto: Irina Morán.
Fotos: Natalia Roca.
Producción del ciclo de entrevistas 80+10 Antropologías en Córdoba”
Área de Comunicación – Museo de Antropologías.

Scroll al inicio
Ir arriba