“Sólo la experiencia feminista puede entender una democracia”


Facebook
Twitter
Instagram

“Acabamos de vivir un show de inteligencia conmovedor”, dijo Rita Segato frente a más de mil personas que rebosaron el teatrino de Ciudad Universitaria. La antropóloga fue invitada el 3 de mayo como panelista del conversatorio «Políticas feministas: ¿Qué universidad queremos?», acompañada por la candidata a vicerrectora, Ana Falú de la lista Vamos, de cara a las próximas elecciones de autoridades universitarias.

La presencia lúcida y generosa de la antropóloga Rita Segato, junto a la activista y docente emérita de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño Industrial de la UNC, Ana Falú, se convirtió en el acontecimiento político más entusiasta de esta campaña.
El próximo 16 de mayo es la fecha prevista, donde se llevarán a cabo los comicios para elegir, por primera vez en forma directa, las nuevas autoridades del rectorado de la Universidad Nacional de Córdoba.
Una mirada desde la alcantarilla, puede ser una visión del mundo” dijo la vicedecana de la Facultad de Filosofía y Humanidades, Flavia Dezzutto, parafraseando el poema de Alejandra Pizarnik y emocionada ante la cantidad de personas que desbordaron la capacidad del Teatrino de la Facultad de Artes, en Ciudad Universitaria.

El conversatorio entre Ana Falú y Rita Segato, estuvo precedido por diferentes representantes del feminismo universitario, quienes de manera segura tomaron el micrófono para expresar una serie de desigualdades y violencias de género que perviven desde años en todos los ámbitos de la UNC.

“El pañuelo verde es pluralista”
A su vez, minutos antes de ingresar al teatrino, la antropóloga feminista brindó algunas entrevistas, donde expresó su postura clara frente al aborto. “La militancia del pañuelo verde es incomparable a la del pañuelo celeste por una cuestión lógica”, dijo Segato. “El pañuelo verde es pluralista. Quien quiere pensarlo de esta forma, puede; y quien no quiere pensarlo de esta forma puede también pensar de otra forma», afirmó. Respecto al pañuelo celeste, lo acusó de monopólico. “Ellos presentan una única verdad para todos».

“Un show de inteligencia”
Luego, ubicada en el centro del escenario y tras escuchar las voces que la precedieron, dijo: “Acabamos de vivir un show de inteligencia conmovedor”, en un claro elogio ante el uso de la palabra de representantes de colectivos, agrupaciones estudiantiles, docentes, egresades y nodocentes, quienes expusieron reclamos concretos como el techo de cristal que sufren las mujeres y disidencias en la universidad para llegar a los puestos de poder. También situaciones de discriminación y abusos dentro de las aulas, o la escasa formación en perspectiva de género, tan necesaria en todos los niveles y claustros. Además, expresaron la necesidad de contemplar los tiempos de la maternidad, extender las guarderías infantiles y tener en cuenta los problemas económicos, que en su conjunto resultan factores expulsivos para buena parte de la comunidad estudiantil universitaria.


“La distancia es la historia de los hombres”
“Una vida, lo que entendemos por una vida, si no puede ser contada como un cuento, es una pena, porque es aburrida” expresó más tarde Rita Segato, al relatar cómo se conocieron y el cariño que se profesan con Ana Falú, desde sus pasos por Brasília, en el año 2005. De esta manera hizo referencia a las formas de hablar y “al aspecto burocrático del lenguaje, tan propio de la masculinidad”. En cambio, señaló, “la politicidad femenina tiene que ver con la practicidad y cercanía que generan las mujeres”, dijo. “La distancia es la historia de los hombres”.

“El espejo de la reina mala”
Sobre las discriminaciones Segato expresó: “En nuestro país todavía la cuestión de la raza no la hemos tocado. La raza es la marca en el cuerpo de una posición en la historia. Podemos subir blancos a un avión y bajar negros, como nos pasa a nosotros si bajamos hoy en Paris”.
Además, señaló que las instituciones deben permitirse ser miradas. “El espejito de la verdad, el espejo de la reina mala de los cuentos de hadas, está en las manos de una mujer y es un instrumento que dice la verdad. Si hay algo que la colonización nos robó es el espejo de la verdad”. Y agregó: “la institución –aludiendo a la universidad–, debe dejarse mirar por ese otrx que llega”.

Regato calificó a la universidad como una institución elitista y blanca, basada en normas patriarcales. También señaló que “el Estado y la sociedad actual son resultado de una historia masculina”.

“Reyezuelos”.

En este contexto, criticó a muchxs profesores y profesoras que en las aulas, toman un papel de “reyezuelos”. “No son nadie –dijo–, porque es difícil ser alguien dentro de la academia, entonces ejercen un gozo perverso y hay gente que disfruta con eso, del poder de tener esas vidas jóvenes en sus manos, de ser quienes abren o cierran la puerta”. “Una buena gestión debe impedir eso”, recalcó.

Hacia el final y tras la ovación de todo el público, Ana Falú dijo: “las mujeres somos la revolución de este siglo”.
A lo que Rita Segato con sabia precisión, añadió: “Sólo la experiencia feminista puede entender qué es y de qué se trata una democracia”


Fotos y Texto: Irina Morán